movimientos de divisas
245
Views

Comprender el análisis fundamental en el mercado de compraventa de divisas es una habilidad clave para predecir los movimientos de divisas. El análisis fundamental implica estudiar los eventos macroeconómicos y los factores políticos que afectan los valores de las monedas globales, como las tasas de interés, las decisiones de política económica, las tensiones geopolíticas y las condiciones económicas generales. Este tipo de análisis puede ayudar comerciantes tomar decisiones informadas sobre cuándo comprar o vender ciertas divisas. Se diferencia del análisis técnico en que analiza las tendencias a largo plazo y los principales impulsores subyacentes de los precios de las divisas en lugar de las fluctuaciones de precios a corto plazo y los patrones gráficos. Al centrarse en los factores principales como la presión inflacionaria, la tasa de crecimiento del PIB, el riesgo geopolítico, los flujos de inversión extranjera y más; El análisis fundamental permite a los operadores obtener información sobre los valores de las divisas a lo largo del tiempo. Un comerciante también debe comprender cómo las políticas de un país afectan a otros para poder utilizar con éxito el análisis fundamental al operar con divisas.

Contenido:

Macro Analysis of Currency Movements

El análisis macro es un técnica importante en el comercio de divisas fundamental que se centra en los factores macroeconómicos. Esto incluye examinar el desempeño económico, las tendencias políticas y los eventos globales para obtener información sobre los precios de las divisas. Los comerciantes de divisas utilizan el análisis macro para evaluar el impacto de las fuerzas a gran escala en las monedas de todo el mundo. También analiza los impulsores externos, como las políticas monetarias del banco central, las políticas fiscales del gobierno, los saldos comerciales y los flujos de capital, los desarrollos geopolíticos y los factores de riesgo regionales. Al comprender estas influencias más importantes en los mercados de divisas, los operadores pueden predecir mejor los movimientos futuros en los tipos de cambio y tomar decisiones comerciales informadas.

Una herramienta importante para el análisis macro se conoce como modelo de evaluación de riesgo país. Este modelo utiliza una combinación de datos cuantitativos y conocimientos cualitativos sobre las condiciones económicas actuales de cada país para evaluar los riesgos asociados con inversiones específicas. El modelo sopesa la estabilidad política, la fortaleza institucional, las perspectivas de crecimiento económico, los niveles de inflación, el tamaño del mercado o las restricciones de liquidez dentro de las fronteras de un país entre sí para predecir la estabilidad general de su moneda a lo largo del tiempo. También tiene en cuenta las conmociones externas de todo el mundo, como los desastres naturales o las recesiones, que podrían afectar negativamente la salud o las perspectivas de una economía si no se mitigan con la suficiente rapidez por parte de los responsables políticos o personas influyentes.

Al desarrollar técnicas de pronóstico sofisticadas que utilizan análisis macro como este, los comerciantes de divisas están mejor equipados para analizar adecuadamente los patrones de movimiento de la tasa de cambio y optimizar sus estrategias de inversión en consecuencia mientras se adelantan a cualquier impacto financiero imprevisto que podría ocurrir con el tiempo debido a fuerzas imprevistas en juego. tanto dentro como fuera de las respectivas economías en juego en todo el escenario mundial hoy

Demanda y la oferta

La demanda y la oferta son los dos componentes clave del comercio de divisas, así como de la economía global. En los mercados de divisas, los operadores buscan señales tanto de la demanda como de la oferta para tomar decisiones sobre cuándo comprar y vender un par de divisas. Esto a menudo se conoce como análisis fundamental en el comercio de divisas.

Cuando se trata de predecir los movimientos de las divisas, muchos analistas prestan mucha atención a los puntos de datos económicos como las tasas de inflación, el PIB, las estadísticas de empleo, etc. Todo lo cual puede proporcionar pistas sobre qué tan fuerte se está desempeñando la economía de un país en comparación con otros en todo el mundo. . Estos indicadores también pueden ofrecer información sobre qué factores podrían estar influyendo en la demanda o la oferta de diferentes monedas. Por ejemplo, si un país en particular tiene una inflación alta, eso podría alejar a los inversionistas de la moneda de esa nación, ya que es posible que el rendimiento de su inversión no se mantenga al ritmo del aumento de los precios en el mercado de ese país.

De manera similar, los eventos geopolíticos también pueden afectar la fortaleza relativa de la moneda de un país debido a cambios en el sentimiento del mercado hacia ciertos países sobre otros en función de noticias de inestabilidad política o social en un área, por ejemplo, cambio de régimen o guerra, lo que lleva a los inversores a no comprar o comprar. hacia la venta de la moneda de una nación dependiendo de cómo ven los resultados potenciales para la futura estabilidad de esa región. Por lo tanto, al monitorear cuidadosamente varios factores relacionados con la economía y la política relacionada, se puede obtener información valiosa útil para anticipar cambios en la demanda de monedas específicas que los acerquen a operaciones exitosas.

Impacto de la política monetaria

La política monetaria juega un papel esencial en la determinación del rendimiento de una divisa en el mercado Forex. Los bancos centrales tienen una variedad de herramientas para manipular la oferta monetaria y las tasas de interés de sus países, lo que puede influir significativamente en las tasas de cambio. Cuando se trata de predecir movimientos en los tipos de cambio, las políticas del banco central son primordiales.

Muchos comerciantes de divisas miran las declaraciones publicadas por los bancos centrales después de las reuniones u otros eventos que ocurren de vez en cuando. Estas declaraciones pueden revelar detalles sobre las políticas económicas de un país determinado que los inversores utilizan como parte de su análisis fundamental cuando intentan hacer predicciones más precisas sobre los movimientos futuros del tipo de cambio.

La cantidad de liquidez disponible a través de las operaciones de mercado abierto es otro factor monitoreado de cerca por los comerciantes de divisas que participan en el análisis fundamental, ya que los cambios pueden causar cambios en el valor de las monedas en relación con otras. Las operaciones de mercado abierto se refieren a las actividades realizadas por la Reserva Federal (u otros bancos centrales) durante las cuales compran bonos del gobierno con efectivo recién creado inyectado en circulación, algo que afecta la demanda de moneda nacional a lo largo del tiempo, lo que hace que aumente o disminuya en relación con su valor. emparejamiento contra otra moneda

Interconexiones globales

Para medir la salud de cualquier moneda en particular, los comerciantes deben observar las interconexiones globales y los factores subyacentes que la influyen. Por ejemplo, si la economía de un país es inestable debido a disturbios políticos o económicos, es probable que su moneda experimente fuertes fluctuaciones en el valor a medida que los inversionistas desconfíen del riesgo asociado con el comercio en ese mercado. Esto puede tener un gran impacto en los mercados de divisas, ya que las monedas se negocian entre sí aprovechando varios tipos de cambio para obtener ganancias.

Las decisiones importantes que toman los bancos centrales, como la flexibilización cuantitativa, también pueden afectar los valores de las monedas. Los cambios importantes en la política monetaria pueden tener un efecto descomunal en las tasas de interés de ciertos países, lo que lleva a una mayor o menor demanda de sus respectivas monedas en comparación con otros. Los socios comerciales internacionales son otro factor que influye en la dinámica del tipo de cambio, ya que ciertos países tienden a exportar e importar más entre sí en comparación con otras naciones del mundo. Todo esto tiene una correlación directa con la forma en que los comerciantes de divisas deciden qué operaciones deben realizar en función de las teorías del análisis fundamental.

Factores externos

El análisis fundamental en el comercio de divisas se basa en algo más que datos internos de las monedas. Los factores externos pueden tener una influencia sustancial en los movimientos y tipos de cambio. Dependiendo del país, la política del gobierno puede ser un factor determinante importante de la dirección de una economía o el rendimiento de la moneda. Un ejemplo incluiría a China devaluando su moneda para contrarrestar las presiones deflacionarias resultantes de su desaceleración económica, lo que haría que las exportaciones fueran mucho más baratas para los compradores extranjeros.

Las políticas económicas también se ven afectadas por desastres naturales internos o eventos políticos que pueden hacer que los inversionistas retiren su capital de ciertas monedas rápidamente, lo que resulta en fluctuaciones masivas en los tipos de cambio en períodos cortos de tiempo debido a la especulación sobre si esa moneda mantendrá su valor a largo plazo. término. Por supuesto, las preocupaciones geopolíticas globales que tienen un efecto en la mayoría de las economías o mercados son otros factores que contribuyen a predecir los movimientos del mercado con un análisis fundamental. Estos pueden abarcar desde guerras comerciales y terrorismo hasta negociaciones de Brexit e impactos en el precio del petróleo que afectan directamente a naciones como Canadá, que exportan una gran cantidad de recursos energéticos en todo el mundo.

Una buena comprensión del panorama geopolítico es fundamental cuando se utiliza el análisis fundamental, ya que las grandes sumas deben invertirse correctamente si van a generar rendimientos en plazos más cortos, como el comercio diario o el scalping, donde las ganancias máximas dependen de la velocidad y el conocimiento cuando llega el momento de entrar o salir. posicione usando stop loss y órdenes limitadas de acuerdo con las condiciones cambiantes causadas por fuentes de noticias externas sobre cualquier par de divisas dado que desee especular contra otro.

Graficar los valores de las divisas es uno de los elementos más importantes del comercio de divisas. El análisis de tendencias y patrones en gráficos ayuda a anticipar cambios en los tipos de cambio, lo que permite a los operadores aprovechar los movimientos de precios sin exponerlos a un riesgo indebido. La identificación de las condiciones de los mercados emergentes que pueden influir en los precios de las divisas también puede ser útil para interpretar los datos.

El análisis técnico es un enfoque popular cuando se trata de predecir movimientos en los tipos de cambio. Implica analizar el rendimiento pasado para anticipar movimientos futuros, lo que permite a los inversores obtener información sobre los posibles niveles de precios a lo largo del tiempo. Al observar gráficos e indicadores como promedios móviles, líneas de soporte/resistencia y retrocesos de Fibonacci, los analistas pueden comprender mejor cómo se comportarán las monedas en diferentes condiciones. El seguimiento de las noticias proporciona información adicional sobre oportunidades o riesgos potenciales antes de la ejecución de una operación.

El análisis fundamental analiza factores macroeconómicos como las tasas de interés, la inflación y el crecimiento económico que podrían afectar el valor de un activo a lo largo del tiempo. Por ejemplo, los cambios en los niveles nacionales de empleo o la producción manufacturera pueden influir en la demanda de varias monedas y, por lo tanto, afectar sus niveles de precios en relación con otras a nivel mundial. Saber cómo podrían evolucionar las variables macroeconómicas particulares con respecto a los mercados de divisas ayuda a los operadores a construir carteras con exposición estratégica y, en consecuencia, minimizar el riesgo.

Navegar por el riesgo es esencial para los comerciantes de divisas cuando se trata de movimientos de divisas. Las estrategias de gestión de riesgos varían de un comerciante a otro; algunos pueden utilizar técnicas de cobertura, mientras que otros aprovechan las órdenes de detención o establecen límites basados ​​en porcentajes sobre la exposición de la cartera. Es importante que los inversores individuales entiendan su propio apetito por el riesgo y la naturaleza de su estilo de negociación antes de construir una estrategia integral de gestión de riesgos.

Un enfoque exitoso de gestión de riesgos comienza con el establecimiento de objetivos comerciales precisos. Cada inversionista debe tener la capacidad de identificar los resultados deseados en términos de resultados a corto y largo plazo, como ganancias o pérdidas a lo largo del tiempo, objetivos de diversificación, porcentajes de objetivos diarios, etc. Una vez que se establecen los objetivos, se pueden desarrollar estrategias específicas. para reducir pérdidas potenciales y aprovechar operaciones más rentables

Con el fin de mitigar el riesgo, también es útil desarrollar un plan de salida de emergencia antes de celebrar cualquier acuerdo comercial, que detalle los puntos clave con respecto a qué posiciones se eliminarán primero en tiempos de volatilidad del mercado y cuánto se puede esperar en términos de pérdidas. si ciertas operaciones van mal. Aunque las decisiones tradicionales de orden de stop loss también pueden aplicarse aquí, tener un plan de acción predeterminado aumenta aún más los niveles de seguridad durante las operaciones de compraventa de divisas.

Aprovechando la información

Para predecir con éxito los movimientos de divisas en el comercio de divisas, es esencial conocer las fuerzas subyacentes del mercado. Aprovechar esta información correctamente puede ser una herramienta poderosa para los comerciantes de divisas. Requiere la interpretación de numerosos indicadores económicos externos que influyen en el valor relativo de las monedas, así como los relacionados con las condiciones macroeconómicas y los mercados financieros. El análisis fundamental analiza todos estos factores para identificar posibles oportunidades de inversión antes de que se desarrollen, lo que permite a los operadores capitalizarlas temprano.

Por ejemplo, monitorear los cambios en las tasas de interés del banco central de un país en comparación con otro puede proporcionar información sobre qué moneda podría subir o bajar entre sí. Por ejemplo, si la Reserva Federal de EE. UU. aumenta su tasa de interés mientras que el Banco de Japón mantiene su tasa constante, entonces el dólar estadounidense puede fortalecerse frente al yen japonés, ya que más personas cambiarán sus fondos de inversiones denominadas en yenes a inversiones denominadas en dólares. Al comprender esta dinámica, los comerciantes podrían ajustar sus posiciones en consecuencia y aprovechar una oportunidad de ganancia.

Comprender cómo las políticas internas de los diferentes países impactan la economía global también son componentes críticos del análisis fundamental en el comercio de divisas. Esto requiere el conocimiento tanto de los eventos económicos actuales como de la historia y las tendencias que se han desarrollado en múltiples economías a lo largo del tiempo, ya que ciertos patrones tienden a repetirse a lo largo de los ciclos, altibajos, en función de eventos externos como desastres naturales o agitación política que afecta las relaciones comerciales globales. entre naciones Al estar a la vanguardia cuando se trata de interpretar datos y detectar tendencias emergentes, los comerciantes experimentados pueden posicionarse ventajosamente por delante de los nuevos desarrollos para aprovechar los cambios favorables en las monedas impulsados ​​por estas actividades.

Comments are closed.

es_ESSpanish