riesgo de divisas
327
Views

El riesgo y el comercio de Forex implican una cantidad significativa de riesgo, por lo que la incorporación de la gestión de riesgos efectivos estrategias es esencial para el éxito. Las órdenes de detención de la pérdida pueden ser una herramienta útil para ayudar a los comerciantes a minimizar sus pérdidas en el mercado de riesgos de Forex. Una orden de parada es una orden realizada con un corredor que permite a los comerciantes limitar sus máximas pérdidas posibles en un comercio si las condiciones del mercado se mueven contra ellos. El pedido cerrará automáticamente su posición en el nivel de precios previamente especificado una vez que se active, lo que limita su exposición y pérdidas generales asociadas con el comercio. Al colocar una pérdida de parada, los comerciantes pueden predefinir los niveles en los que desean salir de las operaciones en caso de movimientos adversos del mercado o fluctuaciones de divisas desfavorables. Este tipo de orden ayuda a proporcionar tranquilidad y ayuda a gestionar los riesgos asociados con el comercio de monedas extranjeras.

Contenido:

Estrategias para limitar la exposición al riesgo de ForEx

La forma de limitar la exposición y administrar El comercio de riesgos de Forex es a través de una aplicación prudente de las órdenes de pérdida de pérdida. Las órdenes de detención de la pérdida son instrucciones automáticas enviadas al corredor o plataforma, especificando la pérdida máxima que un inversor está dispuesto a asumir una operación determinada. Esto permite a los comerciantes alejarse de sus pantallas sin preocuparse por perder más de lo que pueden pagar.

Una Estrategia para limitar el riesgo es colocando múltiples órdenes de detención de detención a intervalos predeterminados por encima y por debajo del punto de entrada. Esto limita las pérdidas, no importa cuán lejos pase el precio contra su posición. Si usan este enfoque, los comerciantes deben ser conscientes no solo de dónde colocar esas paradas, sino también qué tipo de paradas están empleando, duras o mentales, en función de sus objetivos y objetivos comerciales.

Otra técnica implica ajustar los tamaños de orden individual dependiendo de los riesgos de mercado percibidos; Un operador puede reducir las posiciones una vez que un cierto nivel de volatilidad o incertidumbre esté presente en los mercados de riesgos de Forex, así como ajustar las paradas finales en consecuencia si ha habido un movimiento a favor de su posición. Algunos inversores optan por diversificarse en diferentes estrategias, como el comercio de rango, el escala, el comercio de noticias y las operaciones de transporte para crear una cartera equilibrada con una exposición reducida al riesgo en lugar de tomar grandes apuestas direccionales o posiciones de contratendencia.

Gestión del riesgo de divisas versus recompensa

Los comerciantes se esfuerzan constantemente por encontrar el equilibrio perfecto entre el riesgo y la recompensa, y en el mercado de divisas, las órdenes de detención de pérdidas ofrecen una solución viable. Los pedidos de pérdida de pérdida están diseñados para limitar las pérdidas en una posición o cartera mediante la creación de una salida automática a un nivel de precio predeterminado cuando se cumplen ciertos criterios. En otras palabras, las órdenes de detención de la pérdida se pueden usar para manejar el riesgo sin sacrificar la posible recompensa al alza.

Por ejemplo, supongamos que toma una posición larga en el par USD/JPY con un punto de entrada de 104.00 y establece su pedido de detención de la pérdida Ese nivel para minimizar cualquier pérdida potencial de más fluctuaciones de precios contra usted. Por otro lado, si el intercambio funciona a su favor y continúa subiendo hacia 105.00, por ejemplo, puede seguir montando hasta que revierta el rumbo o real Oficia como a menudo es necesario cuando se comercia sin usar pedidos de detención.

Cuando se usa con prudencia, las órdenes de detención de la pérdida pueden permitir a los comerciantes navegar por los mercados volátiles con tranquilidad sabiendo que su exposición se ha limitado de manera segura si algo se gira inesperadamente hacia el sur, al mismo tiempo que les permite mantener posiciones rentables durante períodos más largos mientras aprovecha tendencias favorables. donde sea posible.

Implementación efectiva de las pérdidas de parada

Cuando los comerciantes administran su riesgo de divisas, una de las herramientas esenciales que utilizan son las órdenes de pérdida limitada. Una orden de stop loss ayuda a proteger a los comerciantes de incurrir en grandes pérdidas debido a cambios imprevistos en el mercado o movimientos de precios adversos. Este tipo de orden permite salidas oportunas cuando sea necesario para evitar pérdidas adicionales y debe ser parte de la estrategia de cada operador para administrar la exposición al riesgo.

Para la implementación efectiva de una orden de límite de pérdidas, es importante decidir la cantidad correcta de protección necesaria antes de ingresar a cualquier operación. La distancia a la que un comerciante coloca su parada depende de la cantidad de apalancamiento que esté utilizando; si se aplica más apalancamiento, es posible que se requiera menos protección en comparación con operaciones menos apalancadas en las que se prefiere una mayor protección. Los comerciantes también deben considerar la volatilidad de los precios subyacentes; con operaciones de mayor volatilidad se producen paradas más estrictas, ya que los precios pueden moverse rápidamente en contra de la posición.

Los comerciantes deben estar atentos a los eventos del mercado que pueden tener un impacto importante en el par de divisas que se negocia, como las reuniones del banco central o los informes económicos; si estos eventos ocurren durante las posiciones abiertas, las paradas deben actualizarse en consecuencia en función de hacia dónde parecen dirigirse los niveles en respuesta a los comunicados de prensa. Tener todo esto en cuenta permite a un comerciante ajustar sus estrategias comerciales de acuerdo con las condiciones cambiantes del mercado y actuar con rapidez cuando sea necesario para proteger sus posiciones con medidas sólidas de gestión de riesgos.

Dimensionamiento de la posición utilizando paradas

El tamaño de la posición es un elemento crucial en la gestión de riesgos de forex. Por lo general, los comerciantes necesitan dimensionar sus posiciones de manera adecuada según el par de divisas, la volatilidad y el tamaño de la cuenta o el valor en riesgo (VAR). Los stop loss son una herramienta importante para dimensionar las posiciones, ya que permiten a los operadores cerrar automáticamente las operaciones cuando los precios alcanzan ciertos niveles. Al establecer umbrales predeterminados, los stop loss pueden ayudar a controlar las pérdidas potenciales en mercados volátiles.

Las órdenes de stop loss son fáciles de usar y ofrecen a los operadores un mayor control sobre sus decisiones comerciales al permitirles predeterminar los puntos de salida antes de iniciar una operación. También brindan la seguridad de que las posiciones abiertas no sufrirán grandes caídas si el mercado se mueve en su contra de formas inesperadas. Los tamaños de las posiciones también se pueden ajustar en función del rendimiento general de la cartera o de los objetivos de rendimiento esperados, lo que protege aún más el capital de la exposición a riesgos innecesarios.

Además de establecer paradas en puntos predeterminados en relación con los niveles de precios de entrada, muchos comerciantes experimentados utilizan varios tipos diferentes de órdenes de parada de pérdidas, incluidas las paradas dinámicas y las paradas mentales. Los trailing stop se mueven junto con los movimientos favorables del mercado al mismo tiempo que brindan protección en caso de que los precios cambien de dirección y las paradas mentales se basan únicamente en la discreción del comerciante en lugar de reglas o parámetros preestablecidos como los que se usan con las órdenes tradicionales de stop loss. Utilizar varias combinaciones de estos tipos de órdenes es una excelente manera para que los comerciantes creen una estrategia de gestión de riesgos efectiva adaptada específicamente a sus necesidades y preferencias individuales.

Identificación de niveles de apoyo/resistencia críticos

Órdenes de stop loss están diseñados para limitar las pérdidas en una estrategia comercial de riesgo de divisas mediante la automatización de la venta de activos cuando se superan los niveles de precios predeterminados. Un componente clave de la gestión de riesgos es la capacidad de identificar con precisión los niveles de soporte y resistencia en los gráficos que se pueden usar como marcadores para las órdenes de límite de pérdidas. Este tipo de análisis técnico exige mucha atención a los detalles, lo que permite a los operadores concentrar sus esfuerzos en anticipar posibles cambios en el mercado en lugar de simplemente responder después de que hayan ocurrido.

Identificar los puntos de soporte y resistencia es una habilidad fundamental para cualquier comerciante; requiere un buen ojo para los patrones y tendencias que pueden presentar oportunidades o riesgos. Los operadores experimentados observan los gráficos de velas con especial atención a las estrellas doji, las estrellas fugaces y los martillos, que podrían indicar reversiones en la tendencia. Estos patrones de estrellas a menudo se forman en puntos de pivote cruciales donde incluso los pequeños cambios pueden causar grandes impactos, por lo que identificarlos rápidamente es fundamental para las operaciones rentables. Del mismo modo, monitorear picos de volumen durante largos períodos de tiempo puede ayudar a los comerciantes a identificar poderosas zonas de compra o venta que podrían desencadenar grandes movimientos en los precios.

Al centrarse en reconocer áreas potenciales de riesgo o recompensa, los comerciantes pueden obtener una ventaja al ingresar a operaciones solo cuando se cumplen esas condiciones, minimizando así las pérdidas potenciales de posiciones no rentables debido al ruido aleatorio en los mercados y aumentando las ganancias de las exitosas. La utilización de una gestión eficaz del riesgo de divisas a través de la identificación adecuada de los niveles de soporte/resistencia permite a los inversores inteligentes tener un mejor control sobre sus posiciones mientras aprovechan todas las oportunidades disponibles dentro del entorno comercial.

El papel de la volatilidad y el impulso

La volatilidad y el impulso son componentes importantes de la gestión de riesgos para los comerciantes de riesgo de divisas. La volatilidad mide la cantidad de movimiento de precios dentro de un período determinado y puede proporcionar información sobre el rango esperado de movimientos de precios para un par de divisas a lo largo del tiempo. El impulso se refiere a la velocidad a la que los precios cambian de dirección y, a menudo, se utiliza como indicador de posibles cambios de tendencia. Al monitorear la volatilidad y el impulso en combinación con las órdenes de límite de pérdida, los operadores de riesgo de divisas pueden protegerse de grandes pérdidas y al mismo tiempo aprovechar las oportunidades del mercado.

Para gestionar el riesgo, los operadores colocarán su orden de límite de pérdida a cierta distancia de su punto de entrada en un par de divisas en particular. El tamaño de esta distancia está determinado por la tolerancia al riesgo individual del comerciante y también por la volatilidad actual del mercado o los niveles de impulso asociados con ese par de divisas. Por ejemplo, si un par de divisas tiene una alta volatilidad o un fuerte impulso alcista, entonces puede ser necesario colocar el límite de pérdidas más cerca del punto de entrada para limitar la exposición al riesgo en caso de que las condiciones cambien rápidamente en su contra; por el contrario, en mercados más tranquilos donde las condiciones parecen más estables, los operadores pueden optar por paradas más amplias para aprovechar las tendencias a más largo plazo.

Es esencial que los operadores de riesgo de divisas consideren tanto la volatilidad como el impulso del mercado al determinar la mejor manera de posicionar sus topes de protección para que puedan minimizar las pérdidas potenciales y al mismo tiempo poder capitalizar las operaciones rentables. Como tal, la incorporación de estos dos aspectos en el plan comercial de uno puede contribuir en gran medida a obtener resultados comerciales exitosos a largo plazo en cualquier mercado financiero global.

Estrategias a largo plazo y a corto plazo

Para los comerciantes de Forex, la capacidad de adherirse a una estrategia de gestión de riesgos bien diseñada es fundamental para mantener el éxito a largo plazo. Dos componentes importantes de cualquier enfoque sólido son las órdenes de stop loss y los stop dinámicos. Si bien ambos pueden usarse con fines de protección contra riesgos, cada uno tiene sus propias ventajas distintas y deben incorporarse de manera diferente según el marco de tiempo comercial de cada uno.

Los comerciantes de divisas a largo plazo suelen utilizar trailing stop en sus carteras como parte de una estrategia de comprar y mantener, lo que les permite beneficiarse de la apreciación de los precios sin asumir niveles excesivos de riesgo. Un trailing stop funciona al colocar un pedido inicial en el punto de entrada y luego restablecerlo a medida que los precios continúan aumentando con el tiempo. Esto permite que las posiciones permanezcan abiertas más tiempo del que sería posible de otro modo, al mismo tiempo que proporciona algún tipo de protección contra caídas si las tendencias cambian de rumbo inesperadamente. Es importante tener en cuenta que esta estrategia requiere una estrecha vigilancia durante todo el ciclo comercial debido a las cambiantes condiciones del mercado y los rápidos cambios en la dirección de los precios.

Los operadores a corto plazo generalmente emplean órdenes de pérdida máxima cuando intentan aprovechar los pequeños movimientos del mercado con operaciones de alta frecuencia que no duran más de unas pocas horas o días a la vez. Estos llamados "revendedores" buscarán ingresar a una posición cerca del soporte y salir cerca de las líneas de resistencia en múltiples puntos a lo largo del camino; cada movimiento requiere técnicas cuidadosas de gestión de riesgos, ya que incluso las variaciones menores podrían significar pérdidas sustanciales según el tamaño del lote y la cantidad de operaciones ejecutadas por día/semana/mes, etc. El límite de pérdidas ayuda a aliviar esta preocupación al cerrar posiciones automáticamente una vez que se han establecido límites específicos predeterminados. alcanzadas, independientemente de si son rentables o no, lo que limita las pérdidas potenciales máximas antes de verse afectado por llamadas de margen o quedarse sin capital por completo.

Disciplina comercial y toma de riesgos

Asumir riesgos es una parte integral del comercio, y este ha sido especialmente el caso con los mercados de divisas. No obstante, es importante que los comerciantes ejerzan disciplina al tomar posiciones para minimizar su exposición al riesgo. Una forma de controlar el comportamiento de asunción de riesgos es utilizar órdenes de límite de pérdida. Las órdenes de stop loss son órdenes de límite que protegen a los operadores de incurrir en grandes pérdidas al cerrar automáticamente las operaciones una vez que se alcanzan los niveles predefinidos. Al establecer parámetros en torno a pérdidas aceptables, como un porcentaje predeterminado o una cantidad en dólares del valor de la cartera, los operadores pueden permanecer disciplinados a pesar de enfrentarse a condiciones de mercado turbulentas.

Las órdenes de stop loss también permiten a los operadores mantener el enfoque en otros aspectos de su estrategia comercial sin preocuparse por los posibles movimientos del mercado que podrían llevarlos a grandes pérdidas. Por ejemplo, el uso de órdenes de stop loss significa que no tienen que monitorear constantemente el mercado para evitar un apalancamiento excesivo de su posición, algo que puede ser particularmente crucial en mercados volátiles debido a la alta incertidumbre y el sentimiento cambiante. Esto les da la libertad de buscar entradas y salidas más atractivas en lugar de tener su estrategia dictada por emociones de miedo o codicia que podrían afectar significativamente sus decisiones de inversión si no se controlan.

El uso de órdenes de stop loss ayuda a reducir el riesgo general de la cartera, ya que proporciona una capa de protección contra los impactos de precios al mismo tiempo que permite a los inversores suficiente espacio para el crecimiento en caso de que los precios se muevan favorablemente. Por lo tanto, es muy recomendable para quienes participan en actividades de compraventa de divisas, ya que ofrece beneficios significativos en términos de gestión de la volatilidad del mercado y la seguridad general del capital al ayudar a definir límites claros en torno a las pérdidas aceptables antes de abrir cualquier posición comercial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish